Sobre la comida típica brasileña…

Los que mejor nos conocéis sabéis que somos unos apasionados del buen comer… Bien, ¡pues en Brasil nos hemos puesto las botas! 😉

Aquí os dejamos los platos/alimentos típicos que hemos degustado las tres semanas que hemos pasado en este gran país… Nuestra experiencia con la comida típica brasileña:

  • Acarajé: plato típico de Salvador que se prepara y vende en puestos callejeros y que pertenece a la época de la esclavitud. Es una especie de bollo elaborado con una masa de judías (alubias) y camarones, frito con mucho aceite de palma, y servido con salsa picante.

acarajé

  • Tapioca: la tapioca es una masa hecha a base de harina de mandioca que se cocina en una plancha y se rellena como si fuera un fino pan de sándwich. ¡Está buenísima y es muy ligera!

tapioca

  • Feijoada: plato combinado que incluye una pieza de carne, arroz y/o patatas fritas, ensalada… y sobre todo: ¡una buena ración de judías!
  • Rodizio: carne a la brasa en bufet libre, con todos los tipos de carne que se os ocurran: ¡corazón de pollo incluido! Y por supuesto servido desde su espada a tu plato con camareros incesantes. Buf!
  • Picanha y arroz con brócoli: la combinación tanto de la carne con el arroz, como del arroz con la verdura… ¡buenísima! Gracias a nuestro host de Río, Valdecir, por invitarnos a probarla 🙂
  • Pastel de bacalhau y pastel de palmito: una especie de empanadas rellena de bacalao, perejil… en el primer caso, y de palmito, queso y aceitunas en el segundo, que comimos en el Mercado Municipal de São Paolo, tal y como nos recomendaron los locales

Pastel de Bacalao y Palmito

  • Açahí: una fruta hiperproteica (e hipercalórica…) que según dicen tiene muchas propiedades beneficiosas para el organismo. Incluso hemos oído que le llaman el “viagra los indígenas”… jeje. Se toma normalmente batido y muy muy frío, granizado, como si fuera un helado/sorbete con sirope de guaraná. Nosotros lo combinamos con plátano, aunque se puede y suele combinar con otras frutas, muy comúnmente con fresa, y la mezcla de sabores y texturas estaba espectacular. Además, se le añaden cereales molidos, tipo muesli, que le dan una textura crujiente deliciosa.

    açahí
  • Brigadeiro: un pastel de chocolate relleno de una mezcla de leche condensada y mantequilla, con virutas el de chocolate por encima. Os podéis imaginar… ¡suerte que normalmente venden pastelitos de tamaño mini!
  • Caipirinha: cocktail hecho a base de cachaça, azúcar y  lima, aunque actualmente se encuentran variedades con otras frutas como la fresa. Son deliciosas y refrescantes… Y normalmente las cargan bien…

    caipirinha de lima y fresa
    caipirinha
  • Guaraná: del que casi nos hacemos adictos, sobre todo en su versión “zero”, cuando el sol y el calor nos dejaba hechos polvo. Otra bebida que nos llamó la atención fue la fanta de uvas, era como beber un mosto muy dulce, ¡pero con burbujas!
  • Zumo de caña de azúcar, poco más que añadir 😉Zumo de caña de azúcar
  • Coco: bebiendo su agua y comiendo su carne (una vez que has bebido su agua). En Salvador se vende coco helado en cada esquina, es muy económico y refrescante, y se entrega abierto por un lado (al momento) con una pajita. Lo bueno que tiene es que una vez que acabas el jugo, puedes pedir a un vendedor que te lo trocee y comer su carne.
    coco
  • y Pizza. ¿Que por qué incluímos la pizza? Porque nos dijeron en São Paolo que su pizza es la segunda mejor del mundo… después de la italiana… ¡No sabemos qué dirán nuestros amigos argentinos al respecto! 😛

¿No se os hace la boca agua? ¿Habéis probado alguna de estas maravillas? ¿Creéis que falta alguna? Cualquier otro plato típico brasileño que se os ocurra para completar este listado… ¡será más que bienvenido!

Etiquetas

1 comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.