Glaciar Perito Moreno: cara a cara con el gigante de hielo

El Glaciar Perito Moreno

El día empezaba lluvioso en Buenos Aires y justo la noche anterior habíamos colgado nuestra primera colada del viaje, ¡gracias por mojarnos toda la ropa! Ahora tocaba empaquetarla mojada, pero esto no iba a arruinar el día que se nos venía por delante, ese día marchábamos a El Calafate, nuestra primera incursión en la Patagonia. Íbamos a visitar una de la mayores atracciones de Argentina y de las que más ganas teníamos de ver, el glaciar Perito Moreno.

El Calafate

En 3 horas y media desde el aeropuerto Aeroparque Jorge Newbery de Buenos Aires llegamos a El Calafate. Nos sorprendió que nada más recoger las maletas nos hicieran un control para requisar productos de origen animal o vegetal, nuestras manzanas!! :’-( Posteriormente averiguamos que este procedimiento se realiza para evitar la Fiebre Aftosa y la Mosca de los Frutos.

Para llegar desde el aeropuerto hasta El Calafate cogimos el shuttle bus de VES, que cuesta $200/persona y te deja en tu alojamiento, aunque también existe la posibilidad de compartir un taxi por $300.

El Calafate es un pueblo ubicado a 80kms del Perito Moreno, lo cual lo hace ideal como punto de partida para visitarlo. Este pueblo que apenas se cruza en 15 minutos caminando está claramente enfocado al turismo. La mayoría de sus tiendas son agencias de viajes, tiendas de souvenirs o de ropa de montaña. También se hacen salidas a otras atracciones como El Chalten o las Torres del Paine.

Nosotros nos alojamos en el Calafate Hostel, un acogedor hostal de madera que además tiene uno de los restaurantes más recomendados de la zona, Isabel cocina al Disco, donde pudimos probar la cocina al disco y en especial el pollo, todo acompañado con una cerveza loca, la Patagonia. Se recomienda reservar con anterioridad porque suele estar siempre completo.

El Calafate Hostel Cocina al disco

El Glaciar Perito Moreno

Las principales actividades que se pueden realizar en el glaciar Perito Moreno son las siguientes:

  • Safari Náutico: acercamiento a la pared sur del Perito Moreno en barco. Duración 1 hora.
  • Mini Trekking: caminata sobre el glaciar con grampones metálicos en el calzado de aproximadamente 2 horas.
  • Pasarelas: varios recorridos sobre pasarelas de metal desde las que puedes apreciar el glaciar desde diferentes puntos.

En todo El Calafate se pueden encontrar agencias donde contratar estas excursiones y muchas otras. En la Terminal de buses también existen varias de estas y todas suelen cerrar a las 21h. Nosotros escogimos ir hasta el Perito Moreno en una línea regular, pues salía más económico. Los billetes los compramos en la Terminal la noche anterior, en el puesto de RP transportes. El desplazamiento nos costó $250 i/v. Es recomendable comprar los billetes el día anterior, aunque si quedan plazas se pueden comprar el mismo día. El bus sale a las 9:30h y regresa a las 15:30h.

Cuando llegamos con el bus a la entrada del Parque Nacional de los Glaciares se subieron miembros del personal a cobrar la entrada que costaba $215. Una vez en el bus nos dieron la posibilidad de bajarnos en el puerto y hacer el Safari Náutico ($200) o seguir directos hacía las pasarelas. Nosotros nos bajamos para hacer el Safari Náutico.

Safari Náutico

Durante el trayecto en barco hasta la pared sur, que es la que se puede ver desde el barco, nos fueron explicando datos sobre el glaciar y nos dieron consejos muy útiles sobre cómo fotografiar el glaciar. Al ser una masa de hielo y reflejar el sol es muy fácil que las personas salgan oscuras, el truco está en hacer las fotos con flash y a una distancia de no más de metro y medio de la persona. Después de todas las explicaciones subimos a la cubierta a ver con nuestros propios ojos esa maravilla de la naturaleza. Sus 5 kms de longitud y 60 m de altura impresionan, aunque la mejor vista para apreciar su inmensidad y quedarse con la boca abierta fue la que nos ofrecieron posteriormente las pasarelas, desde estas el glaciar se ve más cerca y a tu ritmo. Después de aproximadamente 50 minutos en el barco, el bus nos volvió a recoger para llevarnos a las pasarelas.

 

Pasarelas y balcones del glaciar

Las pasarelas son estructuras metálicas de varios kilómetros dispuestas estratégicamente para poder disfrutar del glaciar desde diferentes perspectivas. Entre ellas se encuentran los balcones, que son explanadas más amplias donde detenerse a contemplar la gran pared de hielo.

Desde estas pasarelas y sus balcones pudimos disfrutar de unas vistas del glaciar para las que difícilmente puedo encontrar adjetivos o mostrar fotografías que describan su belleza, siempre me quedaría corto. Delante de nosotros teníamos un bloque de hielo de medidas extraordinarias que teñía todo el paisaje de un hermoso blanco azulado. En esos momentos estar ahí sentados frente a él era un auténtico privilegio.
Desde las pasarelas se pueden visualizar los 5kms de longitud y el recorrido del glaciar hasta acabar a pocos metros delante tuyo.

Pasarelas y balcones Pasarelas y balcones

Desde las pasarelas existen varios recorridos que te ofrecen diferentes puntos de vista para disfrutar del hermoso paisaje. Nosotros nos detuvimos en una de ellas a hacer un picnic contemplando semejante belleza.

Pasarelas y balcones

El momento más mágico es escuchar el rugir que producen los rompimientos y la caída de sus enormes bloques de hielo al agua. En esos momentos la gente lo celebra con gritos y aplausos. Nosotros tuvimos la suerte de ver caer una gran bloque de hielo en la zona de rompimiento, el punto de unión entre sus paredes norte y sur. La piel se nos puso de gallina.

 

Si alguna vez pasáis por Argentina no dejéis escapar la oportunidad de acercaros a contemplar a este gigante de hielo, ¡os dejará helados! 😛

 

Nota: Todos los precios de este artículo están en pesos argentinos en el cambio de ese momento que era 1€ – $13 (euro blue)

2 Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.