Cómo preparar un primer gran viaje

«Nos vamos de viaje, yujuuuhh!!!» Hasta aquí todo bonito, pero después de dos botellas de cava y con la euforia en lo más alto, llega la realidad… hay que preparar el viaje!! uffff qué pereza… ¿por donde empiezo? ¿de dónde voy a sacar el tiempo? ¿me tendré que desapuntar del gimnasio y dejar de ir a tomar cervezas con los amigos los viernes? Bajón. Nosotros hasta ahora lo máximo que habíamos viajado eran 2 semanas, así que preparar un viaje de 7 meses iba a ser todo un reto.

Son cientos de gestiones las que se nos pasaron por la cabeza y para todas nos hacía falta una sola cosa: tiempo. Así que lo primero que hicimos fue ir anotando en una pizarra y en el móvil todo lo que se nos iba ocurriendo. ¿En serio? ¿Todo esto tenemos que hacer? Pues sí, así que a ordenarlas y… a empezar!!

Estas son las principales tareas que nosotros listamos para nuestro primer gran viaje, la vuelta al mundo en 7 meses. El margen que teníamos eran 3 meses, así que… ¡¡manos a la obra!!

  1. Tomar la decisión. «Sí, ¡nos vamos!«
  2. Esbozar una ruta. Puedes empezar listando países a los que te gustaría ir o lugares que siempre habías visto en postales y mirabas con envidia desde el sofá. Una vez dibujada la primera ruta, ésta sufrirá mil cambios antes de iniciar el viaje, sobre todo para quitar lugares, porque tus ganas de viajar son inversamente proporcionales al tiempo del que dispones. En este punto es cuando empiezas a soñar.
  3. ¿Qué hago con el trabajo? ¿Dispongo de recursos para un viaje tan largo? El trabajo es un tema muy personal, pero siempre se puede solicitar una excedencia voluntaria. Es un derecho del trabajador que la mayoría desconocemos. En cuanto al dinero, es momento de ponerse ahorrar de cara al viaje. Una buena forma de obtener un dinero extra es poner a la venta aparatos, objetos o ropa que tengas por casa y que ya no utilizas. Nosotros hemos utilizado Wallapop y nos ha funcionado realmente bien.
  4. ¿Y mi casa? ¿Tendré que vivir debajo de un puente cuando vuelva? No, siempre puedes alquilar tu vivienda o dejar tus muebles en un trastero de alquiler y buscar una nueva a tu regreso.
  5. Escoger la fecha de salida.
  6. ¡Comunicar que te vas! Nosotros escogimos el siguiente orden: padres, amigos y trabajo.
  7. Certificado internacional de vacunación. Ha llegado la hora de tener más agujeros que un colador, si tienes pánico a las agujas, corre!! En nuestro caso fueron 5 vacunas más algunas que ya llevábamos de serie. Fiebre amarilla, Encefalitis japonesa, Rabia, Tétanos-Difteria, Fiebre tifoidea, Hepatits A y B. Además nos llevamos las pastillas para prevenir la malaria, Malarone, y una mosquitera para evitar el mosquito que transmite el Dengue.
  8. Bancos. ¿Tu banco te va a empezar a cobrar por todo porque ya no cobrarás la nómina? Muévete! Ten en cuenta que deberías de llevar siempre una tarjeta de crédito y otra de débito (y las benditas coordenadas sin las que no puedes hacer operaciones online). También es importante averiguar que tipo de comisiones te va a cobrar tu banco por retirar dinero en el extranjero. Nosotros escogimos EVO que nos permitía sacar dinero en cualquier cajero del mundo sin comisiones.
  9. Mochila. Nosotros viajamos con 2 mochilas cada uno, una para llevar la casa encima y la otra para el día a día. Patri con una de 45+10L y otra de 22L, y yo con una de 50+10L más una de 22L.
  10. Listar qué llevarás en la mochila para saber qué te falta y qué tendrás que comprar. Unos días antes de partir es interesante hacer una «prueba de mochila» para asegurarte de que todo encaja en los litros que llevarás en la espalda. No olvides llevar un buen botiquín, nunca sabes en qué selva te va a picar el escorpión más raro de la Tierra.
  11. Visados. En la sección recomendaciones de viaje de la web del Ministerio de Asuntos Exteriores puedes encontrar toda la información actualizada y dividida por país.
  12. Pasaporte con validez de más de 6 meses durante todo el viaje. Es un requisito para entrar en muchos países, así que si prevés que durante el viaje a tu pasaporte le quedarán menos de 6 meses de validez es el momento de renovarlo.
  13. Seguro de viaje. Otro requisito de entrada en varios países. Aunque parezca extraño hay países en los que te pedirán un seguro de viaje que incluya gastos médicos para dejarte entrar. De todas formas, nosotros consideramos adecuado que siempre se viaje con un seguro de viaje aunque no se vaya a uno de estos países, sobre todo en viajes tan largos, ya que te ofrece tranquilidad saber que estás cubierto. Hay países en los que cualquier visita médica te puede llegar a arruinar el viaje por los elevados costes.
  14. Certificado digital. Puede ser muy útil para realizar gestiones desde la distancia. Es un certificado que garantiza la identidad del usuario a través de una firma electrónica. Se puede solicitar aquí. Especialmente útil si durante tu viaje te va a tocar realizar la declaración de la renta.
  15. Compulsar el DNI y crear poderes notariales. Muy útil para cualquier gestión que surja durante el viaje y no puedas realizar en la distancia. Con estos documentos puedes dar permisos de gestión y de representación a una persona de confianza que se quede en el país.
  16. Comprar el primer vuelo. Ese que te demuestra a ti mismo que estás muy convencido de lo que vas a hacer y de que ya no te vas a echar atrás, ¡vamos!
  17. Reservar los primeros alojamientos. Para que nuestra hucha cerdito no se resienta mucho este es un punto importante, ya que van a ser muchas noches. La forma más económica de alojarse es utilizando servicios como Couchsurfing, Airbnb o Hostelworld, aunque aún existe una forma más económica, y es visitar a esos amigos que tienes repartidos por el mundo y decirles con carita de pena «¿Me acoges?»
  18. Reserva de primeros desplazamientos. Sobre todo dependiendo de la temporada en la que se inicia el viaje y si estos se han de hacer en avión. Comprar cuanto antes nuestros billetes nos puede hacer ahorrar en costes. En algunas ciudades se está empezando a extender el uso de servicios colaborativos como BlaBlaCar y Uber.
  19. Permiso internacional de conducir. Es un trámite rápido y económico. Solo necesitas cita previa, llevar el DNI, una fotografía y pagar una tasa de 10€ (Barcelona 2014). El permiso tiene una duración de 1 año.
  20. Crear un blog, como éste, para mantener a tu familia y amigos bien informados de todas tus aventuras y además tengas un recuerdo personal.
  21. Hacer un curso de fotografía de viajes. No se trata de convertirte en un profesional de la noche a la mañana, pero sí descubrirás muchos recursos para mejorar tus fotos, saber en qué aspectos de la composición, la luz, los colores, los objetos o las personas debes fijarte… y hacer así tus recuerdos gráficos más bonitos aún si cabe. Nosotros hicimos este curso de Canonistas.com y acabamos encantados. Eso sí, al a vuelta no enseñes todas tus fotos a tus amigos si quieres que lo sigan siendo 😛
  22. Y para los más tecnológicos… darte de baja de todas las newsletters periódicas que recibes. Eso ayudará a que cuando estés por el mundo y te conectes, tu correo no eche humo descargando cientos de e-mails de publicidad.
    Si aún mantienes una propiedad resulta muy práctico solicitar que te todas tus facturas (teléfono, internet, luz, agua, gas…) pasen a ser electrónicas, así desde la distancia podrás llevar un mínimo control de los gastos.

Y con esto ya estás listo para viajar, así que cierra la mochila y… ¡¡¡buen viaje!!!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.